Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

Crisis Bancaria y la Mutualista Benalcazar

leave a comment »

protesta

EL UNIVERSO
LUNES | 26 de mayo del 2008 | Guayaquil, Ecuador

Fantasma bancario

 
Simón Pachano | spachano@yahoo.com
 

No es una exageración decir que el país estuvo al borde de momentos dramáticos que pudieron tener serias consecuencias. De golpe, sin señales previas, la Superintendencia de Bancos cerró la Mutualista Benalcázar, lo que pudo derivar en retiros masivos de depósitos de los bancos y en otras formas de pánico. Solamente la suerte, la casualidad y la situación actual del sistema financiero impidieron que el asunto pasara a mayores. Por el contrario, a la actuación de la autoridad correspondiente no se le puede reconocer mérito alguno, ya que más bien sus acciones alimentaron el problema y pusieron en riesgo al conjunto del sistema. Cuando aún no han pasado diez años del feriado bancario y del congelamiento de depósitos, un episodio de esta naturaleza entraña enorme peligro y no puede ser manejado como ha sido en esta ocasión. Todo ello deja muchas dudas sobre los motivos de la intervención y no pocos temores hacia el futuro.

 

No se puede entender que a comienzos de mayo sea intervenida una entidad que hasta fines de marzo había obtenido una calificación buena (AA-), y mucho menos que se lo haga por causas técnico-contables que perfectamente podían solucionarse sin acudir al cierre. Se pudo haber esperado hasta contar con los resultados de la intervención iniciada a mediados de abril, pero alguna razón hasta ahora no explicada llevó a apresurar los hechos. Así mismo, la declaración de insolvencia contradice la propia apreciación de la Superintendencia en el sentido de que la Mutualista cuenta con los recursos para responder a los clientes. Por último, no existe explicación para el traslado de los activos y pasivos de esta al Banco de la Vivienda, una entidad con calificación mala o pésima (BBB-) y sin capacidad operativa para continuar con los proyectos de vivienda, menos aún para realizar las operaciones crediticias.

Las dudas que quedan provienen de todas esas acciones, pero sobre todo de los motivos que tuvieron las autoridades de control para realizarlas. Una posibilidad es atribuirlas a la inexperiencia o a la falta de preparación. Pero esto no tiene sentido si se considera la larga trayectoria y la formación profesional de las personas que están actualmente al frente de esas instituciones. Una segunda explicación puede ser que esas autoridades se hubieran dejado llevar por una apreciación errónea de la situación, que a su vez habría provocado en ellas un temor infundado y de esa manera habrían actuado sin medir las consecuencias. De ser así, se trataría de un simple pero peligrosísimo caso de error de cálculo y de toma de decisiones.

Pero hay una explicación que puede relacionar   todo esto con el intrincado mundo de la política, con la necesidad de contar con proyectos de vivienda en marcha. Si esto tuviera algún asidero estaríamos frente a algo más grave que la caída de una mutualista. De manera que es mejor para todos que existan explicaciones satisfactorias, de esas que no dejan flotando en el ambiente la posibilidad de que regrese el fantasma bancario por motivos políticos o por los que fueran.

Written by Nicolás Brito Grandes

30 mayo, 2008 a 09:50

Publicado en Atraco Bancario

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: