Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

Alejandra Cantos Molina

with 5 comments

Emilio-Palacio-renuncia-universo
EL UNIVERSO
Emilio Palacio
 

El dedo

 

Alejandra Cantos se ganó la lotería con Alianza PAIS. Cuando la Asamblea Constituyente la amnistió, vivía escondida; ahora transita sin preocuparse por la demanda que tenía pendiente, o por cualquier otra que pudiese aparecer en el futuro, porque la amnistía que le concedieron no abarcó un delito específico –como jurídicamente corresponde– sino “todos los actos realizados […] en relación a su gestión como como gerenta de la AGD”. Repíto: “todos los actos”, no solo los que motivaron que se la enjuicie.

 

Fue una decisión jurídica inédita. Se supone que las amnistías echan un manto de olvido sobre determinada falta a la ley, pero no sobre la gestión completa de un servidor. Si mañana alguien acusa a la señora Cantos de cualquier otro delito durante su gestión, nadie podrá juzgarla, porque ya está amnistiada de antemano. ¿Se  puede pedir así  que la consideremos “independiente” del régimen?

 

Alianza PAIS  contestará  que no se puede poner en duda la honorabilidad de la señora porque simpatiza con el Gobierno. Pero no se trata aquí de cuestionar las virtudes o defectos de nadie, sino de constatar el vínculo objetivo, evidente y palpable que el partido de Gobierno creó con Alejandra Cantos cuando le otorgó una amnistía tan generosa. Ni la Madre Teresa reclamaría, en esas circunstancias, una independencia imposible de sostener.

 

El núcleo de la reforma política que propuso Alianza PAIS era que los ciudadanos manden sobre los partidos. Para eso repletaron la nueva Constitución de concursos, para escoger casi todo. Pero ni siquiera para disimular revisaron las carpetas de los otros candidatos, ni sometieron a consulta pública sus nombres. Si lo hubiesen hecho, estos cuestionamientos seguramente habrían saltado.

 

En su lugar, se  escogió a personas de confianza. De tal modo que si antes los organismos electorales estaban en manos de tres o cuatro partidos, ahora, con la Revolución Ciudadana, estarán en manos de uno solo.

 

Se corrobora que para Alianza PAIS la independencia y eficiencia de los funcionarios públicos no es esencial. Sus criterios éticos son otros. De lo contrario, Fernando Bustamante  ya se habría ido a su casa, porque hace tres meses dijo que el auge delictivo era una “percepción” inventada por los periodistas y ahora reconoce que le causa “dolores de cabeza”. Al policía Byron Palacios la inseguridad no le causó una migraña sino que le arrancó la vida. Pero el que renuncia no es Bustamante sino los jefes policiales de Manta, que nunca negaron que el crimen estuviese en ascenso.

 

Por último, Alianza PAIS ha amenazado a los integrantes de la Corte Suprema con el infierno si no se someten a su voluntad y a un sorteo, como en las tómbolas, para que la suerte escoja a “los mejores”. Es la Revolución Ciudadana. Antes la partidocracia mandaba sobre la Justicia; ahora los nuevos partidócratas hacen lo mismo.

El argumento del bando gobiernista es que los magistrados deben acatar la Constitución. ¿Pero entonces por qué  aceptaron la renuncia de Alberto Acosta, Mónica Chuji y demás, que no concurren a las sesiones de la Asamblea aunque la nueva Carta Magna ordene lo contrario? ¿Los asambleístas sí pueden renunciar y los jueces no?

Es la revolución ciudadana. Ya no mandan los viejos partidos. Ahora manda el dedo de Alianza PAIS.

Anuncios

Written by Nicolás Brito Grandes

26 octubre, 2008 a 18:59

Publicado en Atraco Bancario

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Soy un ciudadano que admira a la gente con dignidad.
    Y Dra. Alejandra Cantos usted siempre ha demostrado tenerla. Y nos ha dado lecciones al respecto. Yo admiro su lucha, Creo y estoy convencido distinguida dama que usted es una luchadora al igual que lo fue su madre. Aprovecho la ocación para hacerle llegar mi respeto por tan irreparable pérdida.

    Marcos Larrea

    19 junio, 2012 at 09:38

    • Respeto la opinión ajena cuando es emitida con respeto por esto publico su comenteario, aunque es obvio que no lo comparto.

      Nicolás Brito Grandes

      28 junio, 2012 at 19:09

  2. Quien escribe!!!
    La Dra. Cantos nunca estuvo escondida, ella fue asilada política luego de un proceso que cumplió con todos los trámites de rigor!!! ya basta de distraer al país con infamias.
    La persona que escribe “el artículo” huyó a Estados Unidos!!!.
    La Dra. Cantos se enfrentó al poder omnímodo de la banca.
    Señora reciba usted mi respeto y admiración.

    Andrés Sánchez Peralta

    15 diciembre, 2011 at 14:47

  3. Don Abdón.
    Gracias por sus palabras, parece que en Ecuador, no hay más personas que se reciclan a los mismos.
    Un abrazo a la distancia.
    Nicolás Brito

    Nicolás

    27 octubre, 2008 at 18:10


Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: