Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

Eloy Alfaro, Simón Bolívar y la libertad de expresión

leave a comment »

Simón Bolívar y Eloy Alfaro

Guayaquil, 21 de abril de 2009

Simón Bolívar, Eloy Alfaro y la Libertad de Expresión

A continuación transcribiré varias frases de Simón Bolívar, de Eloy Alfaro, y de la sentencia de la Corte Suprema de EE UU sobre la libertad de expresión en el caso “The New York Times Company vs. L. B. Sullivan”

Simón Bolívar:

  •  Huid del país donde uno solo ejerce todos los poderes: es un país de esclavos.

  • Más cuesta mantener el equilibrio de la libertad que soportar el peso de la tiranía.

  • De lo heroico a lo ridículo no hay más que un paso.

  • Los legisladores necesitan ciertamente una escuela de moral

  • Yo soy siempre fiel al sistema liberal y justo que proclamó mi patria.

  • Nuestras discordias tienen su origen en las dos más copiosas fuentes de calamidad pública: la ignorancia y la debilidad.

  • Las naciones marchan hacia su grandeza al mismo paso que avanza su educación.

  • El que manda debe oír aunque sean las más duras verdades y, después de oídas, debe aprovecharse de ellas para corregir los males que produzcan los errores.

  • No aspiremos a lo imposible, no sea que por elevarnos sobre la región de la libertad, descendamos a la región  de la tiranía.

  • Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción.

  • El que sirve a una revolución labra el mar.

  • Las buenas costumbres, y no la fuerza, son las columnas de las leyes; y el ejercicio de la justicia es el ejercicio de la libertad.

  • La esclavitud es hija de tinieblas, un pueblo ignorante es instrumento ciego de su propia destrucción.

Eloy Alfaro:

  • Libertad para todo y para todos. Menos para el mal y malhechores.

  • Cuando un pueblo despierta, cada palabra es una esperanza, cada paso una victoria.

  • Los hombres indiferentes a la desventura de la Nación, aunque sean privadamente laboriosos, son los auxiliares inconscientes de las desgracias y corrupción de los pueblos.

  • La Libertad, no se implora como un favor, se conquista como un atributo eminente al bienestar de la comunidad.

  • Afrontemos resueltamente los peligros y luchemos por nuestros derechos y libertades hasta organizar una honrada administración del pueblo.

  • Donde impera la corrupción y el robo es imposible la República.

  • Deberle un favor a un pícaro generoso es la peor desgracia que le puede suceder a un hombre de bien.

  • La deslealtad es la peor lepra que aflige a la humanidad, confunde el bien con el mal y termina promiscuándolo todo.

  • Lamentablemente los redentores son los que cosechan lo que los mártires siembran con sus sacrificios.

  • Esperar recompensas al hacer el bien a otros, es tener decepciones horrorosas.

  • Entre el patriotismo y el fanatismo existe la misma diferencia que hay entre la inteligencia que alumbra permanentemente el camino de la vida y el rayo que la alumbra intensamente un momento pero que la extermina.

“The New York Times Company vs. L. B. Sullivan”:

…conclusiones correctas son más probables de ser alcanzadas a través de la presencia de una multitud de opiniones antes que a través de alguna clase de selección autorizada.

…la discusión pública es un deber político; y… esto debería ser un principio fundamental del gobierno…

…el orden no puede ser asegurado meramente a través del miedo al castigo por su infracción, esto es peligroso para desalentar el pensamiento, la esperanza y la imaginación; el miedo engendra represión; la represión engendra odio; el odio amenaza a un gobierno estable; el camino de la seguridad reposa en la oportunidad de discutir libremente pretendidas reivindicaciones y remedios propuestos; y los buenos consejos son el remedio adecuado para los malos.

…el debate de los asuntos públicos debería ser desinhibido, robusto y ampliamente abierto y debería incluir ataques vehementes, cáusticos y algunas veces desagradablemente agudos sobre los funcionarios públicos y el gobierno.

En el terreno de la fe religiosa y en el de la creencia política surgen agudas diferencias. En ambos terrenos los principios de un hombre pueden parecer el error más alto a su vecino. Para persuadir a otros de su propio punto de vista, quien habla, a veces recurre a la exageración, a la denigración de hombres que han sido o son prominentes en la iglesia o el Estado, y aun a afirmaciones falsas. Pero a pesar de la probabilidad de excesos y abusos, esas libertades son, a largo plazo, esenciales para iluminar la opinión y la conducta correcta de los ciudadanos de una democracia.

…el poder de censura está en la gente sobre el gobierno, y no en el gobierno sobre la gente.

Una regla que obligue al crítico de la conducta oficial a garantizar la verdad de todas sus aserciones fácticas – y a hacerlo bajo pena de condenas por difamación virtualmente ilimitadas en cuanto a su monto – conduce a una “autocensura” comparable.

Las garantías constitucionales requieren una regla que prohibía a un funcionario público el percibir indemnizaciones por una mentira difamatoria relacionada con su conducta oficial a menos que pruebe que la afirmación fue hecha con “malicia real”, esto es, con conocimiento de que era falsa o con imprudente descuido acerca de si era falsa o no…

Es de suma importancia que el pueblo discuta el carácter y las calificaciones de los candidatos para las elecciones. La importancia para el Estado y para la sociedad de tales discusiones es tan vasta, y las ventajas derivadas son tan grandes que aquellas hacen más que contrabalancear la inconveniencia de los particulares cuya conducta podría estar involucrada, y el daño ocasional a la reputación de particulares debe ceder ante el bienestar público, aunque a veces tal daño pueda ser grande. El beneficio público de la publicidad es tan grande y la posibilidad de dañar caracteres privados tan pequeña que tal discusión debe ser privilegiada.

Cualquiera que reclame ser difamado por una comunicación debe probar malicia real, o quedar sin remedio. Este privilegio se extiende a una gran variedad de temas e incluye asuntos de interés público, hombres públicos y candidatos para cargos públicos.

Imperativa es la necesidad de preservar inviolados los derechos constitucionales a la libertad de expresión, a la libertad de prensa y a la libertad de asamblea a fin de mantener la oportunidad para la libre discusión política, con el objetivo de que el gobierno pueda ser responsable ante la voluntad del pueblo y de que los cambios, si son queridos, puedan ser conseguidos por medios pacíficos. Allí reposa la seguridad de la República, el origen mismo del gobierno constitucional.

…el pueblo de esta Nación ha establecido a la luz de la historia, que, a pesar de la probabilidad de excesos y abusos ciertas libertades son, a largo plazo, esenciales a la opinión iluminada y a la conducta correcta  de los ciudadanos en una democracia.


Reacciones:
Hola
Gracias por tu información, es para nosotros siempre valiosa, y muy importante saber que existe todavía personas como tú que siguen luchando por un Ecuador mejor para todos.
Con afecto
German Hidalgo
APOYO LATINO SIERRA MADRID
clodio15@hotmail.com
Muchísimas gracias por las frases y la información Nicolás.Me ha ahorrado tiempo al evitar buscarlas.De todas formas le recuerdo que muchas veces se confunde libertad de expresión con libertaneje de expresión.
Un saludo,
Luis Pesantes
movimientopais_espania@yahoo.es
Gracias estimado Nicolás por tu gran aporte a la intelectualidad y el tocar temas de gravitante interés.
Un abrazo,
Dixon Jimenez
NEW HAVEN, CONNECTICUT
“La palabra no es para encubrir la verdad, sino para decirla” José Martí
elianjim@yahoo.com
Anuncios

Written by Nicolás Brito Grandes

20 abril, 2009 a 23:07

Publicado en Noticias y política

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: