Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

Carta del Jefe Toro Sentado

with 3 comments

toro sentado
”El Gran Jefe de Washington manda decir que desea comprar nuestras tierras…
 
¿Cómo podéis comprar o vender el cielo, el calor de la tierra? Esta idea nos parece extraña. No somos dueños de la frescura del aire ni del centelleo del agua. ¿Cómo podríais comprarlos a nosotros? Lo decimos oportunamente. Habéis de saber que cada partícula de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada hoja resplandeciente, cada playa arenosa, cada neblina en el oscuro bosque, cada claro y cada insecto con su zumbido son sagrados en la memoria y la experiencia de mi pueblo. La savia que circula en los árboles porta las memorias del hombre de piel roja…
 
Los ríos son nuestros hermanos, ellos calman nuestra sed. Los ríos llevan nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si os vendemos nuestras tierras, deberéis recordar y enseñar a vuestros hijos que los ríos son nuestros hermanos y hermanos de vosotros; deberéis en adelante dar a los ríos el trato bondadoso que daréis a cualquier hermano…
 
El aire es algo precioso para el hombre de piel roja porque todas las cosas comparten el mismo aliento: el animal, el árbol y el hombre. El hombre blanco parece no sentir el aire que respira. Al igual que un hombre muchos días agonizante, se ha vuelto insensible al hedor. Mas, si os vendemos nuestras tierras, debéis recordar que el aire es precioso para nosotros, que el aire comparte su espíritu con toda la vida que sustenta. Y, si os vendemos nuestras tierras, debéis dejarlas aparte y mantenerlas sagradas como un lugar al cual podrá llegar incluso el hombre blanco a saborear el viento dulcificado por las flores de la pradera…
 
Vosotros debéis enseñar a vuestros hijos que el suelo bajo sus pies es la ceniza de sus abuelos. Para que respeten la tierra, debéis decir a vuestros hijos que la tierra está plena de vida de nuestros antepasados. Debéis enseñar a vuestros hijos lo que nosotros hemos enseñados a los nuestros: que la tierra es nuestra madre. Todo lo que afecta a la tierra afecta a los hijos de la tierra. Cuando los hombres escupen el suelo se escupen a sí mismos…
 
Esto lo sabemos: la tierra no pertenece al hombre, sino que el hombre pertenece a la tierra. El hombre no ha tejido la red de la vida: es sólo una hebra de ella. Todo lo que haga a la red se lo hará a sí mismo. Lo que ocurre a la tierra ocurrirá a los hijos de la tierra. Lo sabemos. Todas las cosas están relacionadas como la sangre que une a una familia…
 
¿Dónde está el espeso bosque? Desapareció. ¿Dónde está el águila? Desapareció. Así termina la vida y comienza la supervivencia”.
 
Fragmento de la Carta del jefe Toro Sentado al presidente Franklin Pierce.
Anuncios

Written by Nicolás Brito Grandes

15 mayo, 2010 a 09:39

Publicado en Sin embargo se mueve

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy oportuna tu llamada. Échale un vistazo al articulo de El Pais “Tierras de labor transnacionales” (domingo 5 de octubre). La tierra ya ha llegado al mercadillo..

    jordi

    14 octubre, 2014 at 08:08

  2. QUE OPORTUNO AHORA QUE VAN A IMPONER UNA LEY DE AGUAS.

    Vicente Roca

    9 agosto, 2014 at 20:07

  3. Llamando al planeta Tierra, aquí el tripulante del Voyager que retorna a casa, me escuchan ¿qué les pasó, por qué están arrasadas las selvas? debieron defenderlas de quienes las depredaron, ustedes sabían que eran el sustento del agua dulce y generadoras de oxigeno. Contesten, cambio…

    Nicolás Brito Grandes

    7 noviembre, 2011 at 15:47


Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: