Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

¿A quién darle una segunda oportunidad?

with 2 comments

¿A quién darle una segunda oportunidad?

 En la Sagrada Biblia encontramos enseñanzas fundamentales que nos permiten vivir  con bienestar, en el presente escrito me referiré a dos normas divinas.

 Como es conocido, los apóstoles juraron que defenderían al Maestro Jesús hasta con su vida, pero cuando Pedro temió por la suya, negó tres veces que él fuese uno de los seguidores del Mesías. Posteriormente a la crucifixión, el cuerpo de Jesucristo fue sepultado, pero cuando varias mujeres lo fueron a ver, el cuerpo éste ya no estaba, solamente encontraron la mortaja, en esto se les apareció el Ángel de Dios que les dijo:

 “Pero id, decid a sus discípulos, y a Pedro, que él va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis…”.

 Esta es una enseñanza maravillosa, en este pasaje encontramos la sabiduría al alcance de quien tenga deseos de aprender y de vivir en armonía.

 El Maestro Jesús, con su infinita sabiduría, no guardó rencor por la negación de Pedro sino que dio una segunda oportunidad al Apóstol, quien llegó a ser la “piedra” sobre la que está levantada la Iglesia Cristiana.

 Después que aceptamos que es una buena práctica de vida el conceder una “segunda oportunidad” nos inquietamos al tener que decidir “a quién” debemos darle este beneficio.

 Esta inquietud se la resuelve mediante el siguiente  análisis que está compuesto de dos partes: Uno, evaluando los actos de la persona a quien daremos la segunda oportunidad. Y, dos, valorando las circunstancias vigentes en la época que la persona nos falló y las circunstancias vigentes en el momento que tomaremos la decisión de darle la segunda oportunidad.

 En la práctica del Derecho, para emitir sentencia, el juez analiza las atenuantes y agravantes que llevaron a la persona a actuar de determinada manera.

 Juzgar no es malo, lo hacemos siempre que tomamos una decisión, cotidianamente antes de decidir evaluamos  los pros y los contras.

 Juzgar con sabiduría nos permite vivir en paz, pero  juzgar de manera apresurada nos causará problemas.

 Por la Ley de Causa y Efecto siempre cosecharemos lo que sembramos,  los Pueblos viven como se merecen porque con sus acciones determinan su destino, por esto nuestros actos deben ser pensados más de una vez, para tomar una decisión es fundamental invocar la sabiduría divina.

 Es una excelente práctica de vida conceder una segunda oportunidad a la persona que lo merece. Las personas no somos perfectas pero la sabiduría nos permite ser perfectibles.

Anuncios

Written by Nicolás Brito Grandes

29 julio, 2012 a 09:51

Publicado en Sin embargo se mueve

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. GRACIAS A DIOS QUE PODEMOS REPLICAR A LOS CORRUPTOS Y GOLPISTAS, COMO USTEDES, REZAGO DE LO QUE VIVIO EL ECUADOR DURANTE LOS ULTIMOS 50 AÑOS, QUIENES DESTRUYERON AL PAIS SUMIENDOLO EN CORRUPCION, POBREZA, MISERIA, ATRAZOS, VERGUENZAS INTERNACIONALES, ENRIQUECIMIENTOS ILICITOS,ETC ETC ETC, Y HOY QUE TENEMOS …UNA DEMOCRACIA ESTABLE, AUNQUE TODAVIA PELIGRA POR EL MERODEO DE GALLINAZOS, COMO USTEDES ES QUE HAY QUE ESTAR ATENTOS. A USTEDES LES EMBARGA, EL ODIO, EL CINISMO, LA CORRUPCION, LA ENVIDIA, Y LA SINVERGUENZERIA, Y PARA ESO ESTAMOS, PARA RECHAZAR A LOS EMISARIOS DEL TERRORISMO QUE PUSIERON EN JAQUE LA DEMOCRACIA ECUATORIANA EL 30 S!!!!

    chuky seven

    14 agosto, 2012 at 23:19


Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: