Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

La Segunda Venida

with one comment

Representación del Maestro Jesús y el Apostol Tomás

Representación del Maestro Jesús y el Apostol Tomás“

 

El Universo marcha en armonía regido por leyes constantes”, esto, que hasta debe ser considerada una perogrullada, debo decirlo porque es la base del presente comentario; comprobarlo no hace falta ya que nuestra presencia en este planeta y los millones de estrellas, los ríos, el viento… son pruebas irrefutables de lo aseverado.

Cuando se rompe una ley divina –entiéndase también como ley universal- hay el peligro que se cree el caos en el entorno inmediato al sitio del quebrantamiento de la ley o del sitio donde se pecó, pero la Ley de Causa y Efecto lo evita.

El efecto del quebrantamiento de la ley divina, en lugar de crear un caos porque se rompió la armonía, cae sobre quien incumplió la ley, y sólo el pecador sufre los efectos de su negligencia.

No hay un Dios que castiga, sino Leyes Divinas que se cumplen siempre.

Si ingiero alimentos que generan más calorías de las que gasto, estoy rompiendo la ley y estoy en peligro de una diabetes, hipertensión o problemas cardiacos, entonces, si me enfermo digo: Dios me ha castigado.

“Dios me castiga” debe ser tomado como metáfora y no de manera literal.

“Dios” no es un ser, sino el Principio Supremo que rige el Universo; entonces ahora si se entiende la frase “Dios me castiga” que no tiene sentido cuando le tratamos de entender de manera literal ya que al ser un “Dios es bueno” no permitiría que suframos.

Nuestros sufrimientos son causados porque quebrantamos los principios o leyes divinas.

Las religiones fueron necesarias para que el hombre primitivo sea encausado para vivir en sociedad, por esto es que se le decía que debía “creer sin dudar sino por fe” ya que el avanzado estado de ignorancia de la mayoría de la población no le hubiera permitido entender, primero debió ser organizada la sociedad.

Las personas –y todo en el Universo-  nunca dejamos de evolucionar, el paso a niveles a conciencia más elevados no es brusco sino gradual pero constante, por lo que sería ingenuo creer que seguimos iguales que hace dos mil años.

“La verdad nos hace libres” esta es la norma para esta época; el Maestro Jesús preparó el camino para la “segunda venida”.

El Pescador de Hombres decía a sus seguidores que “eran bienaventurados los que creyeron y no vieron” pero en su sabiduría permitió en su grupo de más allegados a quién necesitaba “ver para creer”.

Ya es hora de empezar la lectura y entendimiento del mensaje del Maestro Jesús desde un plano de conciencia superior, porque seremos bienaventurados quienes entendamos la verdad, los invito a no despreciar lo maravilloso de la creación divina, la “segunda venida” nos espera, sólo depende de nosotros que caminemos por esta senda.

Aceptemos que no vendrá un Salvador desde las estrellas a mejorar el mundo y a terminar con las personas perversas, la solución a la destrucción del medio ambiente y a nuestra extinción únicamente se encuentra en la actitud que tomemos cada una de las personas, la solución está en vivir en armonía, dejándonos llevar por el espíritu, como hermanos que somos todos; y desde este momento.

La Segunda Venida esta vez es un acto individual de cada persona, y se da en el momento que cada uno de nosotros lo desee vivir, por lo tanto sólo depende de cada uno de nosotros alcanzarlo.

La Segunda Venida no es un acontecimiento grupal, y no será para separar a los buenos de los malos y que el mundo acabe.

Para vivir la Segunda Venida debemos elevar nuestro nivel de pensamientos, porque por mucho tiempo hemos tenido las mismas prioridades, y el resultado es que estamos casi por extinguirnos.

Debemos entender y aceptar que sólo las Leyes Divinas o Principio Universales nos permiten vivir en un mundo feliz, o cielo, para lograrlo no hace falta que usted se queme, ni que se flagele, ni que regale su dinero, ni que se vista de una manera específica, el único método es conversando con el Alma, todos los días y con sinceridad, a esta conversación también se la denomina orar.

 

Más sobre el tema en el libro Supervivencia

 

PORTADA

Anuncios

Written by Nicolás Brito Grandes

9 septiembre, 2012 a 13:58

Publicado en Libro Supervivencia

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. […] 5.- La Segunda Venida La verdad a la fuerza. No bajará en un ovni. Ver para creer. Como orar (La Oración Perfecta). Los […]


Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: