Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

Las cocinas de inducción

with 14 comments

Imagen tomada del Blog Bioelectrica

Imagen tomada del Blog Bioelectrica

Este artículo no es de mi autoría, lo tomé del blog BIOELECTRICA mi labor consistió en hacerlo lo más sencillo posible, evitando los conceptos técnicos que podrían confundir.

Lo publico porque considero importante que se debata sobre este tema debido a la campaña que el gobierno ecuatoriano realiza para vender este tipo de electrodoméstico.

Las tecnologías nuevas a veces producen temor, pero la experiencia ha demostrado que es mejor ser cautelosos antes de tener que lamentarnos por daños irreparables.

Cito tres casos de tecnologías nuevas que fallaron: Uno, hace varias décadas, cuando se descubrió el RADIO, se creía que este elemento era bueno para casi todos los males, y se lo administraba a las personas, hasta que se descubrió que era mortal. Dos, ya se descubrió que el FLÚOR es cancerígeno, pero por varios años era usado para promocionar la venta de cremas dentales. Tres, a finales de los años 50 se recetaba la TALIDOMIDA para calmar las nauseas de las mujeres embarazadas, pero resultó que afectó a miles de niños que nacieron con malformaciones.


Las cocinas y los hornos eléctricos tradicionales funcionan mediante la aplicación de energía eléctrica de la red a una resistencia eléctrica que viene dentro de un tubo de hierro, se utiliza 110 V o 220 V a la frecuencia que establece la empresa eléctrica, esto es 60 ciclos por segundo. En este caso sólo se usa una parte de la energía eléctrica que se transforma en energía calorífica en el elemento, y el campo magnético generado es muy bajo y está dentro del elemento calefactor.

Las cocinas de inducción son más eficientes, no utilizan resistencias eléctricas sino una bobina que es alimentada a través de un convertidor de frecuencia que la eleva hasta unos 70 mil ciclos por segundo.

Este campo magnético debe ser intenso porque debe circular a través de las ollas o las sartenes para así generar el calor necesario para la cocción.

El calor se genera por una propiedad de los campos magnéticos que es conocida desde hace décadas, la Corriente de Foucault.

La legislación europea en materia de protección frente a los campos electromagnéticos está basada en los consejos del  ICNIRP del 1998, esta es una institución privada y  “sus límites de “protección” contemplan solo los efectos térmicos y solo nos garantizan que no tendremos daños térmicos en los tejidos después  de 6 minutos de exposición a los campos electromagnéticos si respectamos esa norma, no garantiza nada que tenga que ver con alteraciones bioquímica, fallos orgánicos, daños celulares y por lo general la salud”.

Aunque esos límites térmicos ya no son seguros para la salud humana, usando normalmente las cocinas de inducción se pueden superar ampliamente, porque el campo magnético de alta frecuencia está disparado por las bobinas hacia el exterior para poder alcanzar los utensilios de cocinar y resulta que cuanto más nos acercamos a la bobina de la placa de inducción mayor será el campo electromagnético, para evitar este problema de incumplimiento de los límites de “protección”, cosa que prohibiría la circulación de esos productos, se ha hecho una normativa de medición expresamente mirada para esconder esa contaminación electromagnética.

La normativa que se aplica para medir los campos electromagnéticos de las placas de inducción prevé medir esos campos a una distancia de 30 cm desde el borde de la cocina, claramente nadie mientras cocina se queda alejado tanta distancia porque resulta imposible mirar dentro la olla, por eso los valores reales de campos electromagnéticos a los que nos exponemos cuando usamos una cocina de inducción son mucho más elevados de los considerados seguros por el ICNIRP en especial para las embarazadas que podría exponer al feto a una contaminación electromagnética.

En el estudio suizo Exposureof the Human Body to Professional and Domestic Induction Cooktops aparecido en la revista científica BioElectroMagnetic los investigadores después de examinar 16 cocinas de inducción confirman que los niveles de campos electromagnéticos a lo que se expone el feto de las embarazadas cocinando con placas de inducción puede producir daños neuronales al futuro bebe, por esa razón en el mismo estudio exponen sus inquietudes al respecto de la salud y el uso de estos electrodomésticos.

Este  tipo de investigación queda confinada en el ambiente científico y no son puestas a conocimiento del público probablemente por los intereses comerciales en juego.

Ningún fabricante va a escribir en las instrucciones de sus placas de inducción que son electrodomésticos que pueden dañar la salud, y especialmente de quienes tienen la cabeza a la altura de la bobina de inducción, como son los fetos y los niños.

Las cocinas de inducción para regular la temperatura de cocción, enciende y apaga varias veces por segundo su bobina de alta frecuencia aumentando o disminuyendo el ciclo de trabajo de la pulsación según la necesidad.

Durante la pulsación aumenta o disminuye el tiempo en que la bobina de inducción recibe corriente de alta frecuencia, en este caso en particular el ciclo de trabajo es de 360 milésimas de segundo que son 2,77 ciclos por segundo, esta es  una frecuencia cercana a las del funcionamiento del cerebro y del sistemas nervioso, por lo que resulta que esos órganos pueden ser directamente afectados en su funcionamiento cuando se les exponen ya a niveles muy bajos de esos campos electromagnéticos.

ACTUALIZACIÓN

La falsa ecología de las cocinas de inducción.

¿Qué opción es preferible desde el punto de vista ambiental para cocinar: vitrocerámica convencional, de inducción o gas?

Según los datos del IDAE, (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) utilizando una cocina de gas natural se producen 200 gramos de CO2 para generar cada kWh, mientras que la vitrocerámica convencional contribuye a emitir unos 450 gramos por kWh y la de inducción 360.

En las cocinas de gas se contabilizan las emisiones de quemar de forma directa el gas en las cocinas, mientras que en las vitrocerámicas normales y de inducción hay que tener en cuenta el CO2 liberado a la atmósfera de media por el conjunto de centrales utilizadas en España para producir la electricidad necesaria a su funcionamiento.

Hoy en día, las cocinas tradicionales de gas son las ganadoras, especialmente, aquellas en las que la llama está en contacto con la olla o la sartén, sin materiales intermedios, pues las pérdidas de energía son mínimas…

Haciendo click en la imagen verá el índice de mi libro Supervivencia

libro

Anuncios

Written by Nicolás Brito Grandes

23 marzo, 2015 a 20:48

Publicado en Salud y bienestar

Tagged with , ,

14 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. He comprado una placa portátil de inducción i voy a devolverla . He usado unas bezes i sentí raro. Hoy puse cosinar en una hoya exprés . Estoy malo. Creó ,al poner hoya más grande , me ha afectado más.

    Andriy

    1 diciembre, 2015 at 06:19

  2. Hola Nicolás, he añadido algunos datos ecológicos que pueden ser de tu interés …. (luego borra el comentario)

    P.D.

    *Curiosidad: La falsa ecología de las cocinas de inducción

    …Según los datos del IDAE, (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) utilizando una cocina de gas natural se producen 200 gramos de CO2 para generar cada kWh, mientras que la vitrocerámica convencional contribuye a emitir unos 450 gramos por kWh y la de inducción 360.

    En las cocinas de gas se contabilizan las emisiones de quemar de forma directa el gas en las cocinas, mientras que en las vitrocerámicas normales y de inducción hay que tener en cuenta el CO2 liberado a la atmósfera de media por el conjunto de centrales utilizadas en España para producir la electricidad necesaria a su funcionamiento.

    Hoy en día, las cocinas tradicionales de gas son las ganadoras, especialmente, aquellas en las que la llama está en contacto con la olla o la sartén, sin materiales intermedios, pues las pérdidas de energía son mínimas…

    He pillado estos datos de este articulo:

    http://blogs.elpais.com/eco-lab/2010/09/vitroceramica-convencional-de-induccion-o-gas.html

    Chao 🙂

    • Gracias amigos actualizaré el artículo con la información

      Nicolás Brito Grandes

      6 abril, 2015 at 19:17

    • gracias por el dato ya o agregué, un abrazo desde el otro lado del charco

      Nicolás Brito Grandes

      17 abril, 2015 at 16:43

    • Hola don Nicolas Brito.
      Nuna habia leido nada sobre uste, hasta ahora!! Me intereso el articulo de las cocinas de induccion. Estuve unos meses en Ecuador, y vi tanta propaganda al respecto, y lo que me di cuenta es que nuestros compatriotas poco o nada de conocimientos tienen al respecto. No deja de ser un gran negocio, no saben donde estan? Lo unico es ke ellos saben que el presidente les regalara o subsidiara las cocinas….!
      Que pena!! Este tipo de informacion se deberia difundir mucho mas.

      Donde puedo comprar su libro, me parece interesante leerlo y tener mas informacion.
      En general, muy interesantes articulos, lo felicito por su valentia!!
      Que Dios lo proteja!

      Mariela Quinonez

      27 abril, 2015 at 08:22

  3. Estoy de acuerdo, todo lo que genera ondas electromagnéticas no son nada saludable para ningún ser vivo, peor aun al tratarse de un ser en formación, afectaría altamente al sistema nervioso central, en especial a las neuronas en su desarrollo. Soy Fisioterapeuta con muchos años de experiencia, y no me gusto utilizar un aparato terapéutico llamado Electromagneto, por que no aporta en nada en beneficio de la salud, mas bien es contraproducente, lo aseguro. por que no me dejaran mentir todos los Centro de Terapia Física del mundo que tengan este aparato. Ademas para el uso de este aparato tiene una contra indicación: No usar en mujeres embarazadas!.

    Jonnysacatutos

    3 abril, 2015 at 12:39

  4. Perdona Nicolás,
    ¿Cómo puedo comprar tu libro en España?
    THX, chao

    • No tengo el libro en España, tendrías que pedirle a algún contacto en Ecuador que te lo remita, Gracias por tu atención. Muy bueno tu blog, realmente es muy poca la información sobre las cocinas de inducción

      Nicolás Brito Grandes

      24 marzo, 2015 at 07:53

  5. Hola Nicolás, soy Giovanni el autor del articulo original ….
    MUCHAS GRACIAS por difundir este mensaje también en el “nuevo mundo”
    Si pasas algún día por España acuérdate de comentármelo.
    Chao, sigue así !!!

  6. […] El gobierno de la revolución correista promociona la venta de las cocinas de inducción. […]

  7. Gracias Nicola En verdad es tenaz su aporte Gracias por sus lecciones de DIGNIDAD GinoDate: Tue, 24 Mar 2015 01:48:10 +0000 To: gfza1@hotmail.com

    ginozamoraacosta

    23 marzo, 2015 at 22:17


Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: