Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

El mayor activo de un partido político

leave a comment »

 

Diógenes de Sinope buscando un hombre honrado

Diógenes de Sinope buscando un hombre honrado

Las personas somos el resultado de la interacción continua de dos seres, el ser energético formado por el campo generado por la circulación de innumerables corrientes eléctricas, y el ser material constituido por los músculo, huesos, sangre, pelos, uñas, etc.

Los seres vivos tienen diferentes grados de inteligencia, de instintos, y del sentimiento de ser parte de manada, es lo que los motiva a tomar las decisiones que marcan sus vidas.

En las personas el sentimiento de manada tiene distintos grados de evolución. Hay personas que lo tienen muy poco desarrollado por lo que no sienten empatía por los demás; y en el otro extremo de la escala, hay quienes lo han desarrollado tanto que hasta son capaces de ofrendar sus vidas por las causas que consideran justas.

A este sentimiento, cuando está muy desarrollado lo defino como espíritu.

Dejamos de ser animales y nos convertimos en humanos cuando evolucionamos del sentimiento de manada al sentimiento de solidaridad o amor fraternal, esto es cuando apareció en el espíritu.

Por esto es que se dice que los humanos estamos formados por una trinidad: energía, materia y espíritu.

A las organizaciones o corporaciones, de toda índole (incluido los partidos políticos) les pasa algo similar.

Todas están conformadas por: Materia, esto es las personas miembros, líderes y bases. Energía, en este caso es el ideario de la corporación más el aporte filosófico y pensamiento que le agregan sus miembros. El espíritu es la motivación que sienten los miembros de la corporación para ser parte de ella, y lo constituye las palabras de aliento que continuamente emiten sus líderes y que crea en las bases la esperanza de cumplir sus sueños o metas.

En las ORGANIZACIONES POLÍTICAS la “materia” está constituida por tres grandes grupos de personas:

  1. Los Líderes.

  2. Las Bases que hacen el trabajo político (difundir las propuestas, control electoral, participar en las concentraciones políticas). Este trabajo es gratuito y es realizado por la motivación que los líderes infunden con sus palabras y que crea la ESPERANZA de mediante dicho trabajo alcanzar sus metas en la vida.

  3. El Electorado que da su voto, porque tiene la ESPERANZA de vivir en un país con mejores oportunidades de vida porque creen en las promesas de los líderes.

La existencia de una organización política depende exclusivamente de la motivación que los líderes avivan en las Bases del partido y en el Electorado.

Entonces, resulta que la credibilidad de los líderes de un partido político es su mayor activo, porque es lo que lo mantiene con vida.

Si las Bases, o el Electorado, pierden la ESPERANZA de poder cumplir sus metas de vida al ser parte de una organización política, esta desaparecerá y sus líderes perderán su mayor activo.

Lea mi libro Supervivencia

supervivencia

Written by Nicolás Brito Grandes

16 noviembre, 2016 a 08:24

Publicado en PSP Lucio Gutiérrez

Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: