Nicolás Brito Grandes

Soy un electricista curioso que nunca se queda con la duda

¿Por qué fugó Alberto Dahik y quiénes lo absolvieron?

with 5 comments

Corte ecuatoriana absolvió de peculado a exvicepresidente Dahik

Corte ecuatoriana absolvió de peculado a exvicepresidente Dahik

La primera sala penal de la Corte Nacional (CNJ) notificó este 20 de enero la nulidad del juicio por el caso gastos reservados a Alberto Dahik, exvicepresidente del Ecuador en el periodo 1992-1995.

El exvicepresidente permaneció 16 años en el exilio en Costa Rica, acusado de peculado (apropiación indebida de dinero del Estado), pero regresó al Ecuador el pasado 23 de diciembre luego de que fue revocada la orden de prisión preventiva en su contra.

Hace dos años, durante el informe de labores, el presidente Rafael Correa calificó de perseguido político a Dahik y pidió a la Asamblea otorgarle la amnistía./ Andes

Los “cheques calientes” de Alberto Dahik

http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/los-cheques-calientes-de-alberto-dahik-201728-201728.html

Publicado el 04/Abril/2005 | 00:00

En la primera entrevista televisada tras su retorno, el viernes pasado, en Ecuavisa, el ex vicepresidente Alberto Dahik se jactó de que nunca se había probado que un cheque de cuentas reservadas hubiese ingresado a su patrimonio personal. Así, supuestamente, ratificaba su inocencia y el viejo argumento de que su procesamiento tuvo motivaciones políticas.

El vicepresidente siempre se cuidó de no dejar rastros.

Ya en los últimos días de agosto y primeros de septiembre de 1995 se lo acusó de que, además de haber depositado 270’722.837 sucres contantes y sonantes en la cuenta 50099160 del Banco Amazonas (a cargo de la empresa ConBaquerizo, que se hallaba construyendo su casa en la urbanización Biblos, en Guayaquil), hizo otros depósitos hasta llegar a un total de 771’959.587 sucres. Se exhibieron cheques del Banco del Pacífico, girados a favor de esa compañía, de una cuenta compartida por el propio.

Alberto Dahik y su secretaria Gladys Merchán.

Estos cheques fueron identificados, en febrero de 1996, como parte de una cuenta “escondida” que había eludido la acción pericial dispuesta por presidente de la Corte.

De esa cuenta, sus titulares giraron 52 cheques, pero 30 de ellos están ilegibles: se presume que los microfilmes fueron velados o alterados de alguna manera intencional.

Pero, sin embargo, entre los legibles aparece como beneficiaria la constructora ConBaquerizo.

La explicación del ex vicepresidente fue que el dinero en efectivo -que entregaba en bolsas de papel- provenía de un negocio que compartía con su primo, Alejandro Dahik, en La Libertad.

Era ilógico llevar desde tan lejos bolsas de billetes -30 millones de sucres cada mes-, en vez de usar los modernos sistemas de que disponía ya la red bancaria nacional para hacer giros entre distintas ciudades.

Tanta plata en efectivo, que no deja huella, permite mantener la duda: ¿Levantó Dahik su casa con plata de los fondos reservados? ¿Usó para ello parte de los 10.291’637.512 sucres que nunca se justificaron?

¿Qué más hizo con tantos sucres?

Según las investigaciones periciales ordenadas por el presidente de la Corte Suprema, un total de siete cuentas corrientes en el Banco del Pacífico, tres a nombre de Juan Mario Crespo, dos a nombres de Gladys Merchán, una compartida por Alberto Dahik y Gladys Merchán, y una compartida por Juan Mario Crespo y Gladys Merchán, sirvieron para disponer de los gastos secretos de la Vicepresidencia de la República entre 1992 y 1995.

Todas ellas fueron alimentadas con fondos del Estado.

En las siete cuentas del Banco del Pacífico se depositaron un total de 9’281 308.837 sucres. De ellas se giraron cheques por 8.798’634.379 sucres.

El fiscal Fernando Casares, que los acusó, consideró que, en todo caso, los fondos debieron manejarse en cuentas del Banco Central.

S/.10 291 637 512 ..nunca fueron justificados por Alberto Dahik. Tampoco los intereses que generaron los fondos reservados depositados en cuentas personales de él y sus secretarios Crespo y Merchán

Los peritos del Banco Central establecieron el cambio a 2.500 sucres por dólar. Dahik manejó un total 19.580’500.009 sucres en secreto, o sea $ 7’832.200

El acusador

Fernando Casares emitió un dictamen, el 15 de abril de 1996, en que acusaba de peculado a Dahik y a sus ex secretarios privados, Gladys Merchán y Juan Mario Crespo, a quienes también acusó del delito de enriquecimiento ilícito.

El juez

Carlos Solórzano, presidente de la Corte Suprema, sindicó a 15 implicados en el caso “al haberse comprobado los delitos de peculado y enriquecimiento ilícito”. Y ratificó la orden de prisión en contra el ex vicepresidente de la República

Maniobra inútil del presidente

Con la intención de salvar a su vicepresidente, el entonces presidente de la República, Sixto Durán Ballén, emitió el Decreto Ejecutivo “reservado” nº 46, el 5 de octubre de 1995.

Disponía que los microfilmes de los cheques de los gastos reservados pasaban a su custodia. Y ordenó que se los depositara en una bóveda del Banco Central, que permaneció con vigilancia policial.

Pero el presidente de la Corte declaró la nulidad de tal decreto y envió a sus peritos a las bóvedas. Así se conoció la lista de beneficiarios de los fondos.

NO OLVIDE QUE…

Alberto Dahik compareció a juicio político en el Congreso, el 2 de octubre de 1995, por el caso de los fondos reservados.

El Congreso lo declaró inocente el 6 de octubre, con votos del PRE, del Partido Conservador y de diputados tránsfugas.

El presidente de la Corte dictó entonces orden de prisión preventiva y Dahik fugó a Costa Rica, donde pidió asilo político.

En el juicio, Dahik realizó duras acusaciones en contra de sus ex aliados: el Partido Social Cristiano y León Febres Cordero.

Durán Ballén había pedido la renuncia de Dahik la noche del 29 de septiembre de 1995, tres días antes del juicio político.

Según el fiscal, varios diputados recibieron dinero de los gastos reservados. Nunca se hicieron públicos sus nombres.

Luis Andrade, modesto conserje de la Vicepresidencia, cambiaba cheques y entregaba el efectivo a los secretarios de Dahik.

El Gobierno de Sixto Durán resolvió entregar una pensión vitalicia a Dahik, luego de que recibió el asilo en Costa Rica.

El presidente de la Corte acogió el dictamen del fiscal 48 horas antes de la primera vuelta de las elecciones de 1996

Tras un juicio político, este escándalo le costó la cabeza a Juan Carlos Faidutti, a la sazón contralor general del Estado.

Es tan cierto que el pez por su propia boca muere

Dos periodistas fueron piezas clave para desvelar presuntos delitos cometidos por Dahik

El escándalo empezó a tomar la forma la noche del 5 de junio de 1995 en Guayaquil, cuando el vicepresidente Alberto Dahik reveló a un selecto grupo de periodistas -entre los que se encontraba el editorialista y subdirector de diario Expreso, Jorge Vivanco-, que ciertos diputados y magistrados de la Corte Suprema de Justicia exigieron dinero al Gobierno para aprobar leyes y dictar fallos de interés gubernamental.

La reunión tuvo lugar en la sala de sesiones de la Junta Monetaria, en el Banco Central de Guayaquil.

El asunto no tomó mayor gravitación en la opinión pública, hasta que los comentarios de Vivanco sobre las revelaciones vicepresidenciales trascendieron a otros medios. El 4 de julio, este Diario tituló en primera página: “Borrasca política en torno a Dahik”.

Las denuncias del vicepresidente Dahik, recogidas por Jorge Vivanco, eran las siguientes:

1. Un bloque legislativo exigió 200.000 millones de sucres para ser canalizados por los organismos seccionales controlados por él y para realizar proselitismo político;

2. Dieciséis diputados exigieron $500 mil, cada uno, para aprobar la ley de la Empresa Estatal de Telecomunicaciones (Emetel);

3. Ministros de la Corte Suprema exigieron dinero para declarar constitucional una resolución que interesaba al Gobierno; y,

4. Se entregaron varios nombramientos en el Instituto Ecuatoriano de Electrificación (INECEL) y Petroecuador a cambio de apoyos legislativos.

REGALE A SUS COLABORADORES EL LIBRO SUPERVIVENCIA

supervivencia

Anuncios

Written by Nicolás Brito Grandes

21 enero, 2012 a 17:28

Publicado en Noticias y política

5 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Que rapido olvida nuestro pueblo !!! Falconi Puig, F Verduga, A. Bucaram , etc etc….

    JorgeVargas (@JUSTGEORGE60)

    4 noviembre, 2015 at 17:53

  2. gracia x recordarnos esos fatidicos dias de saqueo al herario nacional.lo que estoy pensando es que ya se les acabo la platita y entonces correa les deve fabores es haora que deve hacerlo diciendo y ejecutando la ley a fabor de estos ladrones vende patrias hienas vestidos de cordero vengan a seguir robando hay que decirlo claro….. ROBANDO

    ENRIQUE M P V

    24 enero, 2012 at 16:16

  3. http://www.eldiario.com.ec/noticias-manabi-ecuador/217808-correa-colaboro-con-alberto-dahik/

    Correa colaboró con Alberto Dahik

    El presidente de la República, Rafael Correa fue funcionario en el gobierno del exvicepresidente y hoy absuelto por la justicia, Alberto Dahik.

    Revista Vanguardia informó que el 28 de agosto de 1992, Dahik nombró a Rafael Correa como director administrativo de la Unidad Ejecutora del Ministerio de Educación, para trabajar en los proyectos financiados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). El artículo señala que el primer mandatario empezó a trabajar a los 21 años (1984) mientras realizaba sus estudios universitarios.
    En ese año, fue nombrado especialista en el Centro de Desarrollo Industrial del Ecuador (Cendes), una dependencia del Ministerio de Industrias donde su titular era el socialcristiano Xavier Neira. Vale recordar que el 10 de agosto del 2010, en su informe presidencial, fue el propio Correa quien pidió amnistía para Dahik; al quien lo sacramentó como perseguido político, hombre honesto y que no se robó ni un solo centavo del país. <

    Nicolás Brito Grandes

    22 enero, 2012 at 17:37

  4. Gracias por recordarnos pormenores del atraco al dinero de todos -bajo figura de gastos reservados- realizado por un ex Vicepresidente del Ecuador. ¡Que vergüenza que un juez declare nulo el juicio, con tanta evidencia para llegar a una condena! ¡PROHIBIDO OLVIDAR EL NOMBRE DE ESTE JUEZ!

    José Gómez

    21 enero, 2012 at 19:33

    • Hola José Gómez, concuerdo pleneamente con que no debemos olvidar el nombre del juez, pero no hay que perder de vista que ese juez es un títere y tampoco debemos olvidar el nombre del tirititero.

      Nicolás Brito Grandes

      22 enero, 2012 at 08:26


Gracias por su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: